Estudio Estigia, llamado así por considerarse ese lugar de trance entre la realidad y la fantasía, la luz y la oscuridad, donde se desarrollan las más secretas perversiones y los más profundos fetiches. Dungeon incomparable y magnífico, donde el deseo es objeto, medio y destino, y en el cual su cuidada estética evoca por sí misma el más puro BDSM, idóneo para desarrollar cualquier juego y perversión. Su mobiliario, escogido con mimo y cuidado tras años y años de dedicación, es símbolo de calidad, practicidad y solidez, con elementos únicos y exclusivos.

Un espacio amplio y cuidado, climatizado e higiénico, absolutamente evocador, donde las paredes de auténtica piedra, su suelo ajedrezado y sus sólidas vigas de madera componiendo los techos, eres trasladado en el espacio y el tiempo al inmenso mundo de la fantasía y la perversión.

El entorno idóneamente amueblado se completa con gran variedad de material, la mayor colección de capuchas de todo España, elementos de restricción extrema que rozan la perfección y la perversión, notables, únicos e irrepetibles en toda Europa, VAC-BED, Vennus-2000 y una variedad de látigos, palas, fustas, etc que hacen del castigo un baile elegante y multicolor, todo ello bajo la férrea sujeción de ataduras, correas, y elementos de restricción en cuero auténtico. La Electrotortura completa todo ello, poniendo la chispa allá donde se desee, en un espacio  clásico, auténticamente medieval, espectacular y evocador, donde el tiempo se detiene.

Cruz de St Andrés, Camilla de bondage y estiramientos, Sistema de Suspensión electromecánico, Trono y Silla de Bondage, Camilla Ginecológica y de reconocimiento clínico, Inversor-Rack, Ataúd de confinamiento, Padded-Wall-Rack, Jaula, Spanking-pylon, Celda de Aislamiento y el mejor material en cuero, capuchas, látex hinchable, castigo, placer, fetichismo, transformismo, restricciones extremas y electrotortura al alcance!!!

Estigia es el río subterráneo de nueve meandros, que baña los Infiernos y constituía el límite entre la tierra y el mundo de los muertos, el Hades. Los ríos infernales: El Estigia (río del odio), el Flegetonte (río del fuego), el Lete (río del olvido), el Aqueronte (río de la aflicción) y el Cocito (río de las lamentaciones) convergían en su centro formando una gran ciénaga. Allí esperaba Caronte, en cuya barca habría de atravesar la "frontera" y llegados al inframundo, las almas recibirían un premio o un castigo en función de la vida que habían llevado cuando vivos.